El Hospital San Juan de Dios de León actualiza el protocolo en consonancia con el nuevo estado de alarma y el Plan de Medidas de Prevención y Control de la Junta de Castilla y León.

El Hospital San Juan de Dios de León ha actualizado su plan de contingencia frente a la COVID-19 en consonancia con el nuevo estado de alarma, el Plan de Medidas de Prevención y Control de la Junta de Castilla y León y las modificaciones introducidas en las principales guías de recomendaciones dictadas por las autoridades sanitaria y laboral.

En este sentido, se ha adaptado la ventilación de los espacios de trabajo a la nueva regulación del PMPC y se ha restringido el uso de lugares comunes (aseos, vestuarios, office, etc.). Así, será individual si no se llevan mascarillas ni equipos de protección.

En cuanto a las normas de acceso de usuarios al Hospital, en especial a las áreas de hospitalización, se ha limitado a dos cuidadores que “no podrán cambiarse por otros distintos y que nunca podrán estar simultáneamente en el centro”.

De igual modo, se han establecido medidas de control de acceso en el servicio de Recepción, así como en los de Admisión y Urgencias. Por último, se ha adaptado el culto religioso a los escenarios previstos en la normativa en vigor en cada momento.

En función de la evolución de la pandemia, se podrán adoptar otras medidas más restrictivas durante los próximos días.