El centro médico comienza el año sumando un nuevo centro colaborador a su obra social.

Este mes de enero, el Instituto de Educación Secundaria Padre Isla de León ha realizado la primera entrega de tapones de plástico, incorporándose así a la campaña puesta en marcha en 2014 por el hospital San Juan de Dios de León. De esta forma, los alumnos, el personal, las familias y los vecinos del centro educativo podrán acudir al Instituto para depositar sus tapones. Un pequeño gesto con un gran resultado: colaborar en el cuidado del medio ambiente y ayudar a otros niños que lo necesitan.

Con la incorporación del Instituto Padre Isla ya son 46 los centros adheridos a la campaña y distribuidos por toda la provincia de León, donde cualquier persona puede entregar los tapones de plástico de los envases que ya no necesite, evitando que este residuo termine en los vertederos o en el mar y realizando además una labor social hacia los niños con necesidades específicas, puesto que todos los tapones que llegan al hospital se venden a una empresa gestora de Burgos donde se trituran para ser empleados en los procesos de producción de otras industrias. Además, los fondos obtenidos con esta venta se destinan a ayudar a niños que viven en la provincia de León, sufren alguna enfermedad o discapacidad y tienen una necesidad concreta.

Durante el año 2019 se recogieron en el hospital casi 14 toneladas de plástico, que se vendieron por más de 2.400 euros, los cuales se aplicaron a la compra de un ordenador portátil para una niña de Ponferrada y a sufragar un tratamiento rehabilitador para otra niña que vivía en León.

El Instituto Padre Isla se encuentra en la avenida Facultad de Veterinaria, número 45, y lleva a cabo una labor de formación integral entre sus alumnos, fomentando valores como la igualdad y no discriminación, el fomento de la lectura, la competencia digital, la conciencia social y el respeto por el medio ambiente. Uno de los proyectos de innovación que viene desarrollando el centro durante los últimos años se denomina SOStenIPI y tiene como objetivo mejorar la calidad ambiental del centro y del entorno mediante la adquisición de actitudes responsables y sostenibles en su ámbito de actuación. Este proyecto implica a alumnos, profesores, miembros del equipo directivo, representantes de las familias y personal no docente. Dentro del mismo se encuadra esta nueva actividad impulsada por las profesoras doña Belén Mayo y doña Isabel Garrido a partir de una iniciativa propuesta por un grupo de alumnos muy concienciados con la protección ambiental.

Los miembros de la Dirección, de la Comunidad de Hermanos y de la Comisión de Responsabilidad Social del hospital San Juan de Dios de León agradecen al Instituto Padre Isla su solidaridad y animan a todos los leoneses a seguir colaborando con la campaña.