El pueblo coruñés de Vimianzo acogió a la familia de Abdulhakim, que trabajará como carpintero, profesión a la que se dedicaba antes de tener que abandonar Siria.

Una nueva vida comenzó para Abdulhakim y su familia, acogidos por el Hospital San Juan de Dios de León dentro del Programa de Protección Internacional puesto en marcha por la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en España en 2017. En la localidad coruñesa de Vimianzo a Abdulhakim le han ofrecido un puesto como carpintero a tiempo completo a partir del 1 de octubre, oficio al que él se dedicaba antes de tener que abandonar su hogar en Siria como consecuencia de la guerra junto con su mujer y sus hijas, una de ellas, con discapacidad funcional. Siria lleva 7 años en guerra y ha provocado que más de diez millones de ciudadanos y ciudadanas hayan dejado atrás sus casas.

El pueblo vimiances se ha volcado con la historia de Abdulhakim y su familia; la Iglesia, gracias a la colaboración de Don Daniel, su párroco, ha cedido la vivienda en la que se alojarán los 7 miembros de esta familia. La alcaldesa, Mónica Rodríguez, como representante del Ayuntamiento de Vimianzo, se ha comprometido con la familia a realizar las reformas necesarias en la casa para adaptarla a las necesidades que pueda tener la hija de Abdulhakim. Los Servicios Sociales, han coordinado junto con la Orden Hospitalaria la gestión de la vivienda además de mostrar un gran compromiso con esta familia refugiada con un alto grado de vulnerabilidad. Otras asociaciones que apoyan la iniciativa son As Curandeiras y Calo Rural Costa da Morte. Por otro lado, Cruz Roja ha asumido el expediente del caso para darle un seguimiento cercano a la familia.

Esta oportunidad para la familia de Abdul no sería posible sin Rupert Carl y Renate Berninger que merecen un reconocimiento especial; no solo han ofrecido el contrato laboral a jornada completa a Abdul, también se han implicado para que este proyecto de acogida se realice de manera integral.

El Programa de Protección Internacional iniciado por la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios está financiado por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, como respuesta a las necesidades de acogida e integración del creciente número de personas solicitantes de protección internacional en España. Según la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) casi 70 millones de personas en el mundo han tenido que abandonar sus hogares y huir a consecuencia de las guerras, la violencia y la persecución.

En este caso, la Orden quiere agradecer a todo el pueblo de Vimianzo por su respuesta a la acogida de esta familia siria, siendo ejemplo de inserción integral y confiando en que esta actitud sea extensible a muchos lugares más.